12 años: Papá de Colmenares narró el último abrazo con su hijo

Este 31 de octubre se cumplen 12 años de la muerte de Luis Andrés Colmenares y su padre revivió cómo fue su última conversación.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Alonso Colmenares, Google
Alonso Colmenares, Google

Luis Alonso Colmenares es el rostro más visible de la tragedia que le ocurrió a su familia el 31 de octubre de 2010 cuando su hijo, Luis Andrés Colmenares, salió a divertirse una noche de Halloween pero al día siguiente su cuerpo fue hallado sin vida en el Caño del Virrey, al norte de Bogotá.

El crimen nunca se esclareció. Luis Alonso al cumplir 12 años de esta trágica desaparición sigue suplicando justicia y mientras recuerda cómo fue la última vez que vio con vida el estudiante de la Universidad de los Andes.

Este contador nacido en la Guajira, de baja estatura y con una tristeza que contagia abrió su corazón en una entrevista exclusiva con HSB Noticias para narrar todo el calvario que le ha tocado vivir desde la muerte de su hijo mayor.

 “¿Cuéntame tú historia y que ha sido de ti?”. Esa la pregunta que día y noche le ronda en la cabeza como una forma de consuelo para ver si algún día finalmente conoce quién mató a Luis Andrés.

Lo único que guarda en su bolsillo y que asegura sacó el día que vio el cuerpo muerto de su hijo fue el carnet como estudiante de Ingenieria Industrial fechado en 2010.

Te puede interesar: ‘Pedro y el SieteColores’: Premier en Festival de Cine de Bogotá

Al confesar y recordar cómo lo hizo, lágrimas salen de su rostro y no lo puede evitar pues pide disculpas y mientras toma un respiro para continuar el relato.

“He sentido la ausencia y el vacío es insuperable”

Algunas veces dice que cuando habla con Dios le pregunta porque la muerte de su hijo tuvo que ser el 31 de octubre y la razón es que él al igual que toda su familia debe caminar con esta cruz durante todo el mes.

Su devoción a la Virgen María y la fe que se afianzó cuando estuvo en el seminario es lo que ayuda a sobrellevar su pena.

El tiempo lo cura todo. Aunque a veces ni el mismo lo cree pues revela que cada vez que su trabajo se lo permite y cuando lo agarra la nostalgia va a la calle 85 de Bogotá a buscar él no sabe qué cosas.

“Los domingos se me da por ir camino, subo y vuelvo y bajo por el sendero. Me paro allí y hago oración”

Alonso reconoce que mientras él lo hace de una forma no tan frecuente, Oneida y su otro hijo, Jorge Colmenares, lo hacen casi de una forma religiosa

“Es como si algo los llamara para que vean o miren”

Allí unas personas pusieron una placa en honor a mi hijo y nunca supimos, pero la hemos tenido que arreglar varias veces pues ha sido vandalizada.

Así fue la última conversación:

 El padre de Luis Andrés no olvida la última vez que vio con vida a su hijo y es que toda la familia lo fue a despedir al aeropuerto, pues el tenía que viajar por compromisos de la universidad a la ciudad de Cali.

Juntos entraron al oratorio y allí su hijo no se quedó a su lado y prefirió irse para estar más cerca de Dios.

«Él se sentó solo y tenía una actitud de oración profunda»

 Agregó que eso él lo tiene como una fotografía y no puedo olvidar el último abrazo.

“Lo cargo conmigo y a veces lo siento”.

Antes de despedirnos nos abrazamos y besamos, le pidió que cuidara a su mamá.

Mi herida se curó dice sin dudarlo Alonso Colmenares y lo que no se borra es la cicatriz que le dejaron

“Ahora duermo más tranquilo y estoy convencido que un muerto en la conciencia pesa mucho y no deja dormir”.

Más para leer:¡Tiembla Piqué!: Shakira y Ozuna lanzan ‘Monotonía’

Facebook
Twitter
WhatsApp

XILON

Melgar Resort

Contenido de la Noticia