VIDEO

205 del fusilamiento de ‘La Pola’ en el Día de la Mujer Colombiana

El 14 de noviembre día de la Mujer colombiana se recuerda a la heroína, Policarpa Salavarrieta, y quién murió fusilada por los españoles.

noviembre 13, 2022 | 11:25 am
La Pola, twitter
La Pola, twitter

Se cumplen 205 años del fusilamiento de ‘La Pola, heroína de la Independencia de Colombia que este año celebró un nuevo aniversario. Cartagena es el epicentro de festividades y que coinciden con el Día de la Mujer Colombiana.

La ciudad amurralada por estos días es el epicentro de uno de los eventos más importantes del país y como es la elección de la Señorita Colombia 2022- 2023 a la que aspiran 29 reinas dentro de la que estará la sucesora de Valentina Espinoza Guzmán.

Este día tiene origen en 1817 y se recuerda a la heroína Policarpa Salavarrieta Ríos, más conocida como ‘La Pola’, quién murió a manos de los españoles colonialistas tras ser acusada de ejercer de espía para el movimiento independentista de Colombia.

La historia de este valiente mujer se quedó en el recuerdo de muchos colombianos y hoy más que nunca cobra mucha fuerza, Policarpa Salavarrieta fue la «mujer más representativa del movimiento revolucionario» que llevó a la independencia de Colombia.

Te puede interesar: ‘Pedro y el SieteColores’: Premier en Festival de Cine de Bogotá

205 del fusilamiento de ‘La Pola’:

Nació el 26 de enero de 1795 en Guaduas, Colombia y fue fusilada escapó, aunque acabó siendo descubierta.

  • Hija de Joaquín Salavarrieta y Mariana de Ríos. Sus hermanos fueron Francisco Antonio, Bibiano, Manuel, Ramón, Eduardo, José María de los Ángeles, Catarina y María Ignacia Clara.
  • Fue criada en el seno de una familia de clase media. La casa de la familia Salavarrieta Ríos en Guaduas, se conserva aún convertida en museo.
  • Por el 20 de julio de 1810, se trasladó a Santafé de Bogotá, donde trabajó como costurera al servicio de María Matea Zaldía.
  • A sus 14 años, Policarpa participó en el grito de independencia y después se convirtió en espía.
  • Fue colaboradora con la guerrilla de los Almeyda y regresó a Guaduas como maestra.
  • En 1816, conoció a Alejo Sabaraín, con quien mantuvo relaciones sentimentales, Alejo le pidió que estableciera contactos con los patriotas que vivían clandestinamente en la capital.
  • Con pasaportes falsos, ella y su hermano viajaron a Santafé. Estando empleada en el servicio de la casa de Andrea Ricaurte Lozano, centro de la subversión, realizó una amplia labor de información útil para la causa republicana.
  • Policarpa Salavarrieta Ríos antes de morir fusilada en plaza pública a manos de los españoles, el 14 de noviembre de 1817 en Bogotá y antes de morir grito: «Muero por defender los derechos de mi patria”

Más para leer: Ayda Valencia conectó con Colmenares: «Saquen mi cuerpo»

Frases de La Pola :

  • «Pueblo miserable, yo os compadezco; ¡algún día tendréis más dignidad!»
  • «Viles soldados, volved las armas contra los enemigos de vuestra patria. ¡Pueblo indolente!»
  • «¡Venganza, compatriotas y muerte a los tiranos!»
  • «Muero orgullosa por defender los derechos de mi patr»ia».
  • «Vosotros sois los tigres y en breve seréis corderos; hoy os complacéis con los sufrimientos de vuestras inermes víctimas, y en breve, cuando suene la resurrección de la patria, os arrastraréis hasta el barro, como lo tenéis de costumbre».»

Origen de esta fecha:

Para conmemorar su espíritu heroico, su fe en la libertad y su valor, el Congreso de Colombia y el presidente Carlos Lleras Restrepo, declararon cada 14 de noviembre, día de su muerte, como el Día de la Mujer Colombiana.

«Artículo 1º: La Nación se asocia a la conmemoración del sesquicentenario de la muerte de la heroína Policarpa Salavarrieta, fecha señalada históricamente el día 14 de noviembre de 1967».

En este día también es necesario reconocer a todas las mujeres colombianas su talante, ahínco, perseverancia, carácter, resistencia, fortaleza, valentía y lucha que las ha caracterizado.

A propósito de esta celebración se reconoce el aporte de las mujeres como expertas, sobrevivientes y negociadoras en los procesos políticos, por los aportes significativos que estas pueden hacer en un escenario de post conflicto y por la integración de la perspectiva de género y al desarrollo de la democracia.