El uso de productos, la brecha invisible del sistema financiero

Aunque la lupa de los expertos y los creadores de política pública se ha centrado en mejorar el acceso a los productos financieros, es en el uso de los mismos donde hay más retrasos.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Cortesía.
[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Male" buttontext="Escuchar Noticia"]

Según datos de la Banca de la Oportunidades, en su
último reporte publicado sobre la inclusión financiera en Colombia, el porcentaje de
adultos en edad para tener activo y usar un producto financiero es 16 puntos menor
que el de los adultos con acceso a un servicio financiero, que se ubicó en el 90.5%.
Esta diferencia de 5.8 millones de personas, en términos reales, es una
preocupación central para el sector, ya que está dándole acceso a más personas,
pero no todas están dispuestas a consumir esos productos financieros.
De acuerdo con información del Banco para el Desarrollo de América Latina, dos
factores principales influyen en la limitación del acceso y el uso de productos y
servicios financieros por parte de agentes económicos: costos de transacción y
asimetrías de información.
Ante estos dos obstáculos, que en el contexto colombiano impactan negativamente
el uso de productos, el sector financiero nacional busca implementar adelantos de la
tecnología digital que ya se han introducido en otros países con éxito.
Es el caso del Open Finance, un modelo de negocio probado en Europa y Estados
Unidos, que se basa en hacer más fácil el acceso a los datos de los consumidores
para conocer con precisión sus capacidades, gustos y necesidades.
“La adopción del Open Finance o el Open Banking en un mercado como el
colombiano generaría una revolución en las cifras de uso, y también en las de
acceso, que aún no logra una cobertura universal. Esto se debe a que caen los
niveles de incertidumbre, y por lo tanto, también disminuye el grado de riesgo para
todos los agentes del ecosistema. La asimetría de la información desaparece de
inmediato con estos modelos, y los costos operativos se reducen
considerablemente”, aseguró José Luis López, co-CEO y Cofundador de Finerio
Connect, una fintech de origen mexicana, con operación desde hace más de un año
Colombia y experta en Open finance.
Según los datos de la consultora PriceWaterhouseCoopers, se proyectó que para el
2023 los ingresos totales por la modalidad de Open Banking en todo el mundo
llegarían a los 9.780 millones de dólares. Por esta fuerte tendencia a nivel global, es
que la Superintendencia Financiera está reglamentando el Open Finance en el país.

“En Colombia los datos de acceso a productos financieros muestran una tendencia
al alza muy sólida. Sin embargo, los que se refieren al uso son menos constantes,
incluso han tenido caídas, como en el 2019. De tal forma que este es un asunto
donde converge el Estado, el sector Fintech y los actores privados. Es de vital
importancia”, sentenció López.
Finerio Connect ha cerrado alianzas en Colombia con Bancolombia y Qiip del grupo
Sura, además de trabajar de la mano con Ozone, una empresa experta en
infraestructura digital para finanzas abiertas que ha sido asesor en temas de
reglamentación para distintos reguladores del Reino Unido. Sumado a esto, Finero
Connect ha hecho parte de las mesas de consejería que la Superfinanciera ha
instalado para la reglamentación del Open Finance.

Facebook
Twitter
WhatsApp

XILON

Melgar Resort

Contenido de la Noticia