Más de cien militares son procesados por la JEP por falsos positivos en el Catatumbo

Dentro del listado aparecen cinco civiles quienes trabajaron para unidades militares reclutando víctimas. La Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) reveló que un total de 189 personas han sido investigadas a la fecha por el […]

mayo 2, 2022 | 2:04 pm
Imagen de Referencia - Google

Dentro del listado aparecen cinco civiles quienes trabajaron para unidades militares reclutando víctimas.

La Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) reveló que un total de 189 personas han sido investigadas a la fecha por el fenómeno criminal de los falsos positivos, particularmente ocurridos en la zona del Catatumbo (Norte de Santander), a manos de integrantes del Batallón Francisco de Paula Santander (BISAN) así como la Brigada Móvil 15.

Además, dentro del listado total de 189 personas, aparecen cinco civiles quienes trabajaron para esas unidades militares reclutando víctimas con el fin de que fueran asesinadas por los soldados y cometer esos “actos criminales”.

Del total general, 120 de los soldados investigados fueron enviados a la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas para que concluya cuál será su futuro en relación con las sanciones y reparación a las víctimas.

Entre los remitidos se encuentran los dos jefes de la Central de Inteligencia de Ocaña (CIOCA), Mayor Jayson Velandia y Mayor Carlos Rodríguez, quienes en su momento fueron excluidos de sus labores por los comandantes tras no prestarse para facilitar el encubrimiento de los asesinatos.

También 62 soldados profesionales fueron enviados a la Sala de Definición al considerarse que aunque cumplieron funciones como el homicidio de las víctimas, no tenían un papel de liderazgo dentro del patrón criminal desplegado por las unidades militares para camuflar resultados.

Es decir, la participación de los 82 soldados profesionales anteriormente enlistados no era indispensable en tanto que podían haber sido reemplazados por otras personas que hubieran actuado en el mismo rol (…) la participación individualmente considerada de cada uno de estos soldados profesionales, a criterio de esta Sala, no fue determinante para la comisión de esta violencia sistemática y por tanto no son considerados máximos responsables” concluyó el Tribunal de Paz.

Por otra parte, un total de 53 soldados quienes hacen parte de los 189 militares investigados a la fecha, no fueron enviados a la Sala de Definición, debido a que están o estarían involucrados en ejecuciones extrajudiciales previas al periodo de estudio que priorizó la JEP y otros crímenes en otra área del país.

Habrían participado adicionalmente en hechos ocurridos con anterioridad a enero de 2007 y una persona más de rango Soldado Profesional habría participado adicionalmente en hechos ocurridos en el norte del departamento del Cesar que corresponden a otro subcaso del Caso 03 (falsos positivos)” definieron los magistrados.

En el caso de los civiles (cuatro que no fueron imputados por la jurisdicción), los magistrados los enviaron a la Sala de Definición al concluir que a diferencia de Alexander Carretero Díaz, quien sí fue señalado como máximo responsable, no tuvieron una participación “tan alta” como Carretero.