«Nadie hizo nada»: Impactantes momento cuando un hombre mata a golpes a otro, solo por pedir limosna [VIDEO]

La víctima fue un hombre de Nigeria identificado como Alika Ogorchukwu y quién falleció ante la mirada de todo el mundo. Los espectadores solo se limitaron a grabar con sus celulares y ninguno pidió ayuda a las autoridades. Indignación. Italia […]

agosto 1, 2022 | 12:19 pm
Hombre en Italia mató a los golpes a otro que le pidió limosna.

La víctima fue un hombre de Nigeria identificado como Alika Ogorchukwu y quién falleció ante la mirada de todo el mundo. Los espectadores solo se limitaron a grabar con sus celulares y ninguno pidió ayuda a las autoridades.

Indignación. Italia está en la boca de todo el mundo y luego que un video se hiciera viral en el que se muestra como un hombre furioso ataca a otro de origen Nigeriano, quién se acercó a pedirle una limosna. El hecho quedó grabado y lo más asombroso del hecho es que los espectadores no salieron en su ayuda y tampoco pidieron auxilio a las autoridades, lo único que hicieron fue grabar con las cámaras de sus celulares. 

Según lo informó el portal de Noticias El Debate, «La víctima, un inmigrante llamado Alika Ogorchukwu, era padre de dos hijos. El asesino, un italiano de 32 años que lo mató a golpes en plena calle, se llama Filippo Ferlazzo, y se encuentra bajo custodia policial».

La embajada de Nigeria calificó al hombre como un «asesino brutal» y quién a plena luz del día cogió a los golpes a esta persona hasta provocar la muerte

«Algunos incluso grabaron el ataque, pero no intentaron frenarlo», dice el comunicado.

Por su parte, el periódico italiano Corriere Della Sera, Elena, pareja del asesino, explicó que su novio sufría de problemas psiquiátricos. A menudo, mostraba brotes de agresividad e ira.

La pareja manifestó que estban de compras cuanto Ogorchukwu entró con una muleta en el local para mendigar dinero. 

«Él detuvo a la pareja y tomó a Elena del brazo mientras les pedía una limosna», narró. 

Agregó que «lo aparté sin problema y no me molestó en absoluto. Seguimos nuestro camino hacia una tienda de ropa». 

«Lo vi volver hacia mi con un móvil en la mano que no era suyo. Estaba manchado de sangre. Le dije: Filippo, ¿Qué has hecho?. Me respondió, bajito, al oído: ‘Vámonos, he pegado a alguien'», explicó la mujer. 

 

5