Pilas con la alimentación: algunos tips para la comida saludable

Disfrute el proceso y conecte con los alimentos, prestándole mucha atención a los aromas, gustos, sabores, texturas y temperaturas. La alimentación no solo se trata de lo que comen las personas, sino también de las sensaciones que desarrollan durante este […]

Compartir en
mayo 9, 2022 | 7:08 am
Cortesía.

Disfrute el proceso y conecte con los alimentos, prestándole mucha atención a los aromas, gustos, sabores, texturas y temperaturas.

La alimentación no solo se trata de lo que comen las personas, sino también de las sensaciones que desarrollan durante este proceso. Por esa razón, es importante que las personas sean conscientes frente a su proceso de alimentación y allí surge el mindful eating o alimentación consciente, una alternativa para generar hábitos nutricionales a partir de los alimentos que realmente necesita el organismo y de todas las acciones relacionadas con la alimentación.

El doctor Juan Carlos Alba, médico, psiquiatra y máster en Mindfulness de la Universidad de Zaragoza, dijo que este proceso hace parte de una intervención psicoterapéutica llamada mindfulness (o atención plena), que busca que las personas dejen de alimentarse de manera instintiva y lo realicen de una manera centrada, teniendo consciencia de los alimentos que se consumen, la forma en la que lo hacen y las emociones y sensaciones que se generan en el cuerpo durante todo el proceso de alimentación.

A lo anterior, se suma la aceptación del cuerpo y el cuidado del ser, que se enmarca en los siguientes tres pilares:

  • Entender los procesos psicológicos alrededor de las comidas.
  • Entender los procesos de conductas alrededor de las comidas.
  • Intervenir entre algunas variables fisiológicas del comer: hambre, saciedad y antojos.

A los especialistas en nutrición les resulta fundamental que las personan aprendan a identificar los cuatro tipos de alimentos que existen, de modo que puedan establecer las porciones adecuadas de cada uno de ellos y así tener una alimentación más balanceada.

Por un lado, están los frescos y naturales, como las frutas y verduras; otro de los grupos son los ingredientes naturales, que mejoran el sabor y apariencia de las comidas, como los aceites sin procesar, las almendras y especias como el orégano y el curry; los alimentos mínimamente procesados, que no cambian su estado natural pero que tuvieron una pequeña transformación para ser almacenados, como los congelados, el atún y los jamones; y finalmente los ultraprocesados, que cuentan con conservantes y preservativos. 

A continuación, se presentan 10 consejos desarrollados por el doctor Alba para llevar su proceso de alimentación a un nuevo nivel de entendimiento y conexión entre los alimentos y las necesidades de su cuerpo:

  • Disfrute el proceso y conecte con los alimentos, prestándole mucha atención a los aromas, gustos, sabores, texturas y temperaturas.
  • Siéntese: evite comer caminando o parado frente al refrigerador. 
  • No haga otras cosas a la vez: por ejemplo, ver televisión, usar su teléfono inteligente, escuchar radio, leer, etcétera. Una buena alimentación necesita plena concentración. 
  • Coma despacio: al hacer esto aparecerá una sensación de saciedad después de unos 20 minutos de empezar a comer. De igual forma dejar el tener tenedor en la mesa cuando mastique su comida, le permitirá comer más lento y estar más atento. 
  • No pelee contra los antojos: reconózcalos y reflexione si son deseos extraños o hábitos y si existen formas más saludables de compensarlos. Ignorar los antojos solo los hace más fuertes. 
  • Coma su comida favorita al final: la memoria recuerda la última mordida como la mejor, por lo que es menos probable que quiera seguir comiendo, si tiene vivo el recuerdo de cuánto disfrutó el último bocado. 
  • Cocine atentamente: disfrute el proceso en vez de hacerlo apurado. Conéctese mentalmente con el proceso, huela la comida mientras se cocina. Medite y emociónese con el plato que está elaborando.
  • No coma si no siente hambre: no lo haga por costumbre, por cumplir horario o por inercia. 
  • Enfóquese en la comida que nutre primero: eso le dejará menos espacio en su mente para comidas vacías. 
  • Disminuya el tamaño de las porciones y evite saltarse comidas: use platos más pequeños y coma solo una porción por comida. Así mismo, trate de no saltarse las comidas, ya que esto solo hará que tenga hambre acumulada y le den más ganas de comer posteriormente.
Compartir en