¿A qué edad la gente es más feliz? esto responde la ciencia

Algunas personas son felices por naturaleza. La felicidad es una emoción y las personas son más felices pasados los 55 años, según el Centre for Economic Performance, Proceedings of the National Academy of Sciences y la General Society Survey, su […]

abril 24, 2022 | 3:35 pm
Cortesía: Internet.

Algunas personas son felices por naturaleza.

La felicidad es una emoción y las personas son más felices pasados los 55 años, según el Centre for Economic Performance, Proceedings of the National Academy of Sciences y la General Society Survey, su situación económica, su apariencia física y su bienestar general hacen que se logre una felicidad completa.

“Aunque hay varias teorías que explican por qué ocurre esto, la mayoría están de acuerdo en que cuando se acepta el hecho del envejecimiento uno está más contento” dice el informe que fue citado por el Business Insider.

De todos modos, existen hormonas que liberan sustancias que ayudan a incrementar este sentimiento y por ello, el portal de salud Clikisalud.net de la Fundación Carlos Slim reveló cuáles son las cuatro hormonas de la felicidad:

1. Dopamina: Es un neurotransmisor que se produce en muchas partes del sistema nervioso. Entre sus funciones, juega un papel importante en: el comportamiento y la creación de pensamientos; la actividad motora; la motivación y la recompensa; la regulación de la producción de leche; el sueño; el humor; la atención, y el aprendizaje, según el Grupo Sanitas de España.

2. Serotonina: La serotonina es un neurotransmisor muy relacionado con el control de las emociones y el estado de ánimo, de acuerdo con el Grupo. No obstante, para producir serotonina el organismo necesita una sustancia llamada triptófano, que no puede producir por sí mismo, sino que debe obtenerlo a partir de los alimentos que se ingieren, como huevos, pastas, arroz, lácteos, cereales, pollo, pavo, plátanos, leguminosas, entre otros.

3. Oxitocina: La oxitocina es una hormona y también un neurotransmisor producida por el hipotálamo y que se relaciona con la conducta sexual y reproductiva, según el Grupo.

4. Endorfinas: Son péptidos opioides endógenos (sustancias fabricadas en nuestro cuerpo y que tiene efectos semejantes al opio que produce analgesia y sensación de bienestar), de acuerdo con el Grupo Sanitas.

“Las endorfinas, por un lado, interactúan con los receptores en el cerebro, ejerciendo como analgésico y, por tanto, reduciendo la percepción del dolor. En general, las endorfinas también generan la sensación de placer y bienestar, provocando una sensación positiva en el cuerpo, similar a la de la morfina. Y, en particular, también ayudan a aumentar el deseo en las relaciones sexuales, a regular el apetito y a fortalecer el sistema inmune, aumentando su defensa frente a microorganismos del exterior”, dijo la psicóloga Pilar Guerra a la revista española ¡Hola!

Asimismo, la fisioterapeuta experta en psiconeuroinmunología (PNI), de GrupoLaberinto, Marisa Caban explicó que existen varias formas de producir esta sustancia como, por ejemplo, cuando se consume chocolate, cuando se toma picante, cuando las personas se sienten enamoradas, con la risa, con la vida social, cuando algo genera ilusión, haciendo ejercicio, entre otras.

De hecho, cuando las personas hacen ejercicio en la mañana inician el día con un mejor estado de ánimo, ya que estudios demuestran que realizar ejercicio facilita la oxigenación del cerebro (actividad al aire libre) y la creación de determinadas hormonas que, unido al gran poder de desconexión de la rutina, ayudan a combatir el estrés (fatiga sistema nervioso) y a mejorar el estado emocional ayudando a evitar la tristeza e incluso salir de depresiones. Las hormonas implicadas son: endorfinas: inducen la sensación de felicidad, dopamina: genera la sensación de placer, serotonina: facilita el sueño, de acuerdo con Mapfre.

Además, la psicóloga Guerra dijo que tampoco es necesario hacer ejercicio excesivo, ya que los ejercicios relajantes que empleen técnicas de relajación como yoga, meditación o un masaje pueden ser grandes aliados para la generación de endorfinas.

Otra forma de liberar endorfinas de forma natural es a través de los abrazos, besos, caricias, risas. Además, la doctora Berta Garrido, endocrinóloga de Clínica Ciudad del Mar de Chile, explicó que las endorfinas tienen un rol importante en la recuperación y tienen funciones esenciales para la salud, dentro de las cuales se encuentran: promueven la calma, crean un estado de bienestar, mejoran el humor, reducen el dolor, retrasan el proceso de envejecimiento, potencian las funciones del sistema inmunitario, reducen la presión sanguínea, contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la ansiedad.